WORK IN PROGRESS

Antes de crear el Estudio había dirigido cerca de una veintena de espectáculos teatrales, había sido profesor en una de las escuelas de interpretación más importantes de aquel momento, rector de una escuela de cine, y llevaba varios años haciendo coaching a muchos actores para enfrentarse a castings y rodajes muy exigentes. Durante aquellos años, muchos profesionales y agencias de representación confiaron en mi trabajo como coach, lo que me permitió observar las ventajas y dificultades que tenían los actores según la formación que habían adquirido, y eso me dio ocasión de comprender lo que los directores de casting y las productoras estaban buscando. De ese modo, cada vez se hicieron más frecuentes las llamadas de actores y actrices que se habían preparado sus pruebas conmigo, para decirme que les habían seleccionados para una serie de televisión, una película o una obra de teatro.

Además, he tenido la suerte de dirigir a algunos de los mejores actores y actrices de este país, les he podido ver trabajar, y he ido comprendiendo aquello que no es siempre sencillo de nombrar y que marca la diferencia entre unos y otros. Así pues, cuando me vi preparado para compartir esta visión, empecé a impartir diferentes talleres, centrando el trabajo en cuestiones técnicas fundamentales e intentando compartir una perspectiva lo más realista y concreta posible del mundo profesional.

En el verano de 2011, una agencia de Madrid me pidió que organizase un taller para un grupo de actores que estaban representando y, después de aquel intensivo, algunos de esos actores me pidieron continuar la formación durante el resto del año. Así fue cómo surgió la idea de abrir el primer curso regular y fundar Work in Progress, gracias a que un grupo de actores sintió que lo que había estado impartiendo hasta ese momento en talleres cortos de dos semanas, merecía tener un mayor desarrollo para poder madurar e interiorizar los conceptos.

El éxito de nuestros alumnos es el éxito de nuestro trabajo. Cada vez que uno de ellos cumple sus sueños nosotros cumplimos con nuestro objetivo.

parallax main image
parallax side image

Una escuela de interpretación es, antes de nada, un recorrido diseñado para que los estudiantes alcancen sus objetivos artísticos, y en nuestro caso siempre tuvimos la idea de que cada actor que saliese de Work in Progress estuviese preparado para enfrentarse con el mundo profesional. Con esto claro, lo esencial era conseguir convocar a los mejores profesionales para impartir cada una de las asignaturas. La única forma de conseguir lo que nos proponíamos es que todos ellos fuesen, al mismo tiempo, profesionales en activo que además tuviesen vocación docente. Comencé llamando a aquellos profesores que yo hubiese querido tener por maestros y tuve la suerte de que todos ellos creyeron en el proyecto y quisieron unirse a él.

Siempre tuvimos claro que el Estudio tenía que ser un espacio exclusivo, con grupos reducidos, y que los alumnos que fuesen aceptados deberían superar una prueba de acceso en la que se valorarían por supuesto sus capacidades artísticas, pero también y muy destacadamente su motivación y compromiso con el oficio. Y otro de los conceptos que también tuvimos siempre claro era que, independientemente de lo competitiva que sea esta profesión, los alumnos debían aprender a trabajar en equipo para que en los grupos exista un ambiente adecuado en el que la creatividad pueda desarrollarse sin miedo ni censuras y, por nuestra parte como profesores, debemos ayudarles a conseguirlo reforzando su seguridad artística.

La escuela es todavía un proyecto joven si la comparamos con el resto de escuelas de la ciudad y sin embargo ha conseguido, muy rápidamente, un gran prestigio, convirtiéndose en una de las escuelas de referencia de nuestro país. En estos primeros años ya son muchos los alumnos que han participado en series de televisión emitidas en las principales cadenas de televisión, en películas que se han estrenado a nivel nacional, o en compañías que han representado sus obras en los mejores teatros de España (ver Noticias). Para mí y para todos los profesores, es una enorme satisfacción ver como cada uno de los alumnos que ha confiado en nosotros, va recorriendo su camino, comenzando su carrera y haciendo realidad sus sueños.

Darío Facal

VER NOTICIAS

¿QUIERES FORMAR PARTE DE NUESTRA HISTORIA?

DECÍDETE Y ESCRÍBENOS